El abanico es uno de nuestros mejores aliados cuando aprieta el calor del verano. ¿Por qué no le devolvemos el favor, haciendo, por ejemplo, que nos dure más tiempo en perfecto estado? Es algo que conseguiremos fácilmente, si optamos por comprar fundas para abanicos.

Y es que, como podrás imaginar, las fundas para abanicos son una especie de estuche en el que se pueden guardar los abanicos mientras no los estemos usando, para evitar que se ensucien o se estropeen. Si estás interesado en este tipo de productos, has llegado al lugar adecuado. ¡Sigue leyendo!

Las mejores fundas para abanicos 2020

Si hasta ahora no habías oído hablar de este tipo de productos, te sorprenderá saber que existe una gran variedad de modelos en el mercado, que contempla diferentes tejidos, colores, tamaños, etc. Puedes ver una pequeña muestra de tal variedad en nuestra siguiente galería con algunas de las mejores fundas para abanicos en Amazon:

No exagerábamos cuando decíamos que había mucha variedad donde elegir, ¿verdad? ¡Pues es solo la punta del iceberg! Puedes recurrir a alguno de los modelos que acabas de ver, o continuar avanzando con nosotros en nuestra guía para seguir con tu búsqueda de la mejor funda para abanicos del mercado. Te aseguramos que todavía tenemos muchos modelos que enseñarte…

Fundas para abanicos baratas

El precio es algo de lo que no debes preocuparte, no solo por lo fácil que resulta encontrar fundas baratas para abanicos, sino también porque, en tiendas como Aamzon, es muy frecuente la aparición de suculentas ofertas de fundas para abanicos entre las muchas promociones a las que nos tiene acostumbrados esta célebre tienda online. Sirvan como ejemplo estas fundas para abanicos en oferta que compartimos contigo en siguiente galería:

Fundas para abanicos en piel

Si en este tipo de productos busca elegancia pero también robustez y durabilidad, comprar fundas para abanicos de piel puede ser una apuesta ganadora. Todos sabemos el toque de distinción que aportan los productos hechos de cuero, así como su resistencia a roces y arañazos, por lo que nos parece una decisión de compra muy acertada.

Fundas de abanicos de tela

Si la piel te resulta un poco monótona y prefieres poder elegir entre una gran gama de colores y estampados, la opción más recomendable será comprar fundas para abanicos de tela. Puede que la tela no sea tan resistente como el cuero, pero sí que te ofrecerá esa protección básica que necesitas, además de permitirte disfrutar de diseños más alegres y coloridos.

Fundas para abanicos de fieltro

Un material que ofrece tantas posibilidades de color y estampados como la tela, pero que además añade otras características interesantes como la impermeabilidad o la resistencia a los desgarros es el fieltro. Esto ha propiciado que no sean pocos los usuarios que se hayan decantado por esta solución y prefieran comprar fundas para abanicos de fieltro.

Fundas para abanicos de ganchillo

Algunos usuarios (los más mañosos), en lugar de pasar por caja y adquirir estos productos en las tiendas, prefieren crear sus propias alternativas artesanales. Así, ya no tienen que limitarse a lo que les imponen los fabricantes, sino que pueden escoger libremente aspectos como los materiales, los colores o los diseños. Entre las opciones más habituales en este sentido, destacan las fundas de abanicos en ganchillo.

Fundas para abanicos de crochet

Algunos lectores también nos han preguntado acerca de la posibilidad de hacer fundas de abanicos en crochet. Como sabrás, el crochet es un término proveniente del francés antiguo y que es el equivalente a nuestro “ganchillo”. Por tanto, y como decíamos en el apartado anterior, nos parece una gran idea que muchos usuarios apuesten por fabricar sus propias fundas caseras utilizando esta popular técnica de ganchillo o crochet.

Fundas para abanicos patchwork

Siguiendo con el hilo, y para tratar de dar alternativas a quienes nos preguntan cómo hacer fundas para abanicos, también queremos hablaros del estilo “patchwork”. Esta palabra proviene del inglés, y hace referencia a una técnica para tejer que consiste en unir fragmentos de varias telas distintas. En España se conoce como “almazuela” o “retazal”. Las fundas de abanicos patchwork pueden ser una buena idea, ya que por las características del producto (tamaño reducido y forma simple) no resultará complicado de tejer.

Fundas para abanicos de yute

El yute es una de las fibras naturales más largas y más usadas para diversas aplicaciones de carácter textil. Recibe su nombre porque se extrae de una planta que se llama así “yute”, y que puede presentar dos variedades, la blanca y la roja. Volviendo al tema que nos ocupa, hay que decir que cada vez más gente busca comprar fundas para abanicos de yute, por lo que, aunque todavía no es muy común, los fabricantes ya están empezando a usar este material. Ahí va un ejemplo:

Fundas para abanicos de boda

No podíamos pasar por alto que los abanicos son muy utilizados como obsequio a los invitados a una boda. Por eso, también queremos señalar que comprar fundas para abanicos de boda será algo muy recomendable en estas circunstancias, ya que el obsequio lucirá mucho mejor si consta de abanico y funda que si solo fuera el abanico. Dentro de esta categoría, encontraremos telas satinadas y de colores generalmente claros o pastel.

¿Por qué comprar fundas para abanicos?

  • Porque, a no ser que seamos habilidosos con la aguja y el hilo y tengamos patrones de fundas para abanicos, será nuestra mejor opción para hacernos con productos de estas características.
  • Para evitar que nuestro bonito abanico se ensucie al dejarlo sobre una mesa o al cogerlo con las manos sudadas.
  • Porque, de lo contrario, se podría estropear el abanico en una de las veces que lo metemos o sacamos del bolso o bolsillo.
  • Para que los que tienen una considerable colección de abanicos en casa puedan tenerlos bien organizados y fácilmente identificables.

No solo hay fundas para abanicos en Amazon…

¿Quieres conocer más tipos de fundas online?

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.